Los niños.

Miguel Delibes.

El título de este libro, fue lo que me animó a comprarlo sin conocer al autor o alguna otra referencia. Para mí, resultó un fiasco: es una recopilación de fragmentos de la obra del autor donde aparecen niños. El único rescatable es el fragmento correspondiente a La gripe, dónde se lee que un padre es capaz de todo por su hijo. Creo que es el primer libro con calificación reprobatoria: 5.0.
Los niños.

Los niños.

-Yo no quiero que se muera el conejo, Boni. -¿Y quién lo quiere, hijo? Estas cosas están escritas -replicó el Boni. -¿Escritas? ¿Quién las escribe, Boni? -preguntó el chico anhelante. El herrador se impacientó. -¡Vaya pregunta! -dijo secamente-.

El borrico de la Simeona arrastraba alegremente los dos féretros cárcava abajo, pero al llegar al puentecillo, la rueda izquierda se hundió en una de las juntas y cayó al río. El ataúd de la abuela Iluminada se abrió entonces y ella apareció mirándoles tranquilamente, la boca abierta, como sorprendida y las manos en el regazo. Pero allí, dentro del cajón, flotando en las sucias aguas, parecía una mujer en conserva. La señor Clo, la del Estanco, al comentar la serena pasividad del cadáver, decía que a la Iluminada, hecha a vivir bajo tierra, la muerte no la espantaba.

Esto ocurría cuando los inventos del hombres estaban todavía controlados por su voluntad.

-Creo -dijo- que ahora que tengo un hijo debo saberlo todo.

“¡Dios! -pensó-. Hace un año hubiera dado mi fortuna por no tener un hijo; hoy la daría por conservarlo. ¿Qué clase de hombre idiota soy yo?”.

Adela entendía que el poseer mucho podía hacer tan desgraciado a un ser como el no poseer nada.

Los tíos sin hijos son los abuelos de sus sobrinos.

… las mujeres, al hacerse viejas, se vuelven como hombres y los hombres como mujeres.

El mismo silencio había allí que en todas partes. El silencio confortable de un pueblo arropado en su sueño.

Dicen que el peligro crea un vínculo de solidaridad. Allí, en el refugio nos llevábamos todos como el perro y el gato. Yo creo que el miedo engendra otros muchos efectos además de el de la solidaridad.

Anuncios