La oración de Jabes.

Bruce Wilkinson.

Breve pero significativa explicación de la oración de este personaje apenas mencionado en un par de versículos en la Biblia, pero cuya plegaria encierra lo que todo mundo espera. Lo que no me gustó es que propone una receta tipo Og Mandino para que la oración sea eficaz. Eso le restó meritos. Calificación de 8.
La oración de Jabes

La oración de Jabes

Una persona detallista, según explicó el doctor Seume, es alguien que siempre hace un poco más de lo que se le pide o de lo que se espera de él.

Justo bajo la superficie de cada petición se esconde un gran principio capaz de romper los paradigmas establecidos.

Dios tiene bendiciones que usted no ha reclamado que esperan por usted.

Su negocio es el territorio que Dios le ha confiado.

Los milagros que mas regocijo han traído a mi vida siempre comenzaron con una audaz petición para que Dios otorgara una mayor expansión a su reino.

Dios siempre interviene cuando usted da prioridad a los propósitos de El, antes que a los suyos.

Como hijos e hijas bendecidos a quienes Dios elige, se espera que intentemos algo lo suficientemente grande como para que sea un fracaso garantizado… a menos que Dios intervenga.

Cuando pidamos la presencia poderosa de Dios, como lo hicieron Jabes y la Iglesia Primitiva, veremos también milagros y efectos tremendos que sólo se pueden explicaro porque vienen de la mano del Señor.

En todos los aspectos, lo más importante de nuestras estrategias para derrotar al león rugiente es permanecer fuera de la arena.

Las bendiciones son el mayor de los peligros, porque tienden a embotar nuestro sentido de dependencia de Dios y nos deja expuestos a la presunción.

Jabes invocó al Dios de Israel diciendo: ¡Oh, si en verdad me bendijeras, ensancharas mi territorio, y tu mano estuviera conmigo y me guardaras del mal para que no me causara dolor! Y Dios le concedió lo que pidió.