Padres brillantes, Profesores fascinantes.

Augusto Cury.

Impactante estudio que refleja las condiciones que actualmente guarda la educación y las consecuencias que está generando al no tomar en cuenta la manera en que nuestro cerebro trabaja. Cómo se almacenan los pensamientos? Cómo es que quedamos marcados? es funcional la educación actual? Qué hacemos con tanta información? son algunas de las respuestas que encontramos en el libro, así como las soluciones para mejorar y que tenemos que aplicar en nuestros hijos. Por lo pronto yo voy a hacerlo con los míos. Calificación de 10.
Padres  brillantes, Profesores fascinantes.

Padres brillantes, Profesores fascinantes.

Anualmente archivamos millones de experiencias, pero a diferencia de lo que ocurre con las computadoras, los registros en nuestra memoria son involuntarios, producidos por el registro automático de memoria (RAM). Con las computadoras, nosotros decidimos que grabar; con la memoria humana, el registro no depende de la voluntad. Todas las imágenes que capturamos se registran automáticamente. Todos los pensamientos y las emociones -negativos y positivos- son registrados involuntariamente por el fenómeno RAM.

Cuénteles sus aventuras, sus sueños y los momentos más felices de su existencia. Humanícese. Transforme su relación con sus hijos en una aventura. Cobre conciencia de que educar es penetrar en el mundo de otros.

Cada día ellos [sus hijos] archivan sus comportamientos, ya sean inteligentes o estúpidos. Usted no se da cuenta, pero ellos lo están fotografiando a cada instante.

Muchos padres les dicen cosas maravillosas a sus hijos, pero tienen reacciones terribles frente a ellos: son intolerantes, agresivos, parciales e hipócritas. Con el tiempo se crea un abismo emocional entre padres e hijos: poco afecto, pero mucha crítica y fricción.

Lo que se registra nunca se puede borrar, sólo reeditar a través de nuevas experiencias que se escriben sobre las antiguas experiencias. La reedición es un proceso posible pero complicado. La imagen que su hijo ha construido de usted no se puede borrar, sólo sobrescribir. Construir una imagen excelente establece la riqueza de la relación que usted tendrá con sus hijos.

Otra función importante de la memoria es que las emociones definen la calidad del registro. Todas las experiencias que tienen un alto volumen emocional generan un registro privilegiado. Amor y odio, alegría y angustia provocan un registro intenso.

Si usted tiene un enemigo, es más conveniente perdonarlo. Hágalo por usted. De otro modo, el fenómeno RAM lo archivará dándole privilegio. Su enemigo dormirá con usted y perturbará su sueño. Entienda sus fragilidades y perdónelo porque esa es la única manera de deshacerse de él o de ella.

Una experiencia dolorosa se registra automáticamente en el centro de memoria. De ahí en adelante se lee continuamente, generando miles de pensamientos más que, a su vez, se registran nuevamente creando en el inconsciente las llamadas zonas de conflicto.

Si usted comete un error con su hijo, no basta con ser amable con el en un segundo momento. Peor aún, no trate de compensar su agresividad comprándole o dándole cosas, ya que de esta manera él lo manipulara y no lo amará. Usted sólo será capaz de reparar su actitud y reeditar la película inconsciente si penetra en el mundo de su hijo, reconoce su exageración y le habla acerca de su propia actitud.

Sus hijos no necesitan gigantes, necesitan seres humanos. No necesitan ejecutivos, doctores ni administradores de negocios lo necesitan a usted tal y como es.

Dígale lo importante que es para usted. Pregúntele acerca de su vida. Háblele de su trabajo y sus desafíos. Permita que sus hijos participen en su vida.

Ayude a sus hijos a no ser esclavos de sus problemas.

Ser líder no significa tener la capacidad de resolverlo todo y echarnos encima todos los problemas que nos rodean. Los problemas existirán siempre. Si podemos resolverlos, hagámoslo. Si no podemos resolverlos, debemos aceptar nuestras limitaciones pero nunca gravitar en su órbita.

Pregunte siempre a sus hijos: ¿Qué está pasando en tu vida?”, ¿me necesitas?”, ¿has tenido algunas desilusiones?”, ¿cómo puedo hacerte más feliz?”

Hábleles acerca de sus aventuras, sus momentos de vacilación y los valles emocionales que ha atravesado.

El verdadero optimismo se construye afrontando los problemas, no negándolos.

Cuando usted abre la boca para repetir las mismas cosas, desencadena ciertos archivos de la memoria inconsciente que contienen añejas críticas. Sus hijos sabrán lo que usted va a decir y estarán preparados para defenderse.

Cuando su hijo comete un error, espera una reacción de su parte. Si lo que usted diga no causa un impacto emocional en él, el fenómeno RAM no producirá un registro inteligente y, por ende, no habrá crecimiento, habrá sufrimiento. No insista en repetir las mismas cosas por los mismos errores y la misma necedad.

Sorprender a sus hijos es decir cosas que no esperan, reaccionar en forma diferente ante sus errores y superar sus expectativas. Por ejemplo, su hijo le alza la voz. ¿Qué debe hacer usted? ¡Él espera que le grite y lo castigue! Pero en vez de eso, usted permanece en silencio, relajado, y dice algo que le sorprende: “Nunca esperé que me ofendieras de esta forma. A pesar del dolor que me has causado, te amo y te respeto mucho”. Después de decir estas palabras, usted se va y deja que su hijo reflexione. De esta manera, su respuesta sacudirá los fundamentos de la agresividad de su hijo.

Si educa la inteligencia emocional de sus hijos con cumplidos cuando ellos esperan un regaño (Goleman, 1996), con palabras de aliento cuando esperan una reacción agresiva, con una actitud afectuosa cuando esperan un ataque iracundo, quedarán encantados y lo registrarán con grandeza. Así, los padres se convierten en agentes del cambio.

La capacidad de quejarse es el fertilizante de la miseria emocional, y la capacidad de agradecimiento es el combustible de la felicidad.

Enseñe a los jóvenes a apreciar los momentos simples, la fuerza que viene de la pérdida, la seguridad que florece en el caos y la grandeza que emana de los pequeños gestos.

¿Sabe usted qué termómetro indica si es agradable, indiferente o intolerable? La imagen que los amigos de sus hijos tienen de usted. Si les gusta estar con usted, habrá pasado la prueba; si lo evitan, habrá reprobado y tendrá que revisar sus
actitudes.

En primer lugar, los padres deben aprender a no tener miedo de decir “no” a sus hijos. Si ellos no escuchan un “no” de sus padres, no estarán preparados para escuchar un “no” de la vida. No tendrán oportunidad de sobrevivir.

La televisión muestra más de sesenta personajes por hora con las más diversas características de personalidad. Policías irreverentes, chicos malos que no le temen a nada y gente divertida. Estas imágenes se registran en la memoria y compiten con la imagen de padres y maestros.

Pensar es excelente; pensar demasiado es terrible. Quienes piensan demasiado le roban energía vital a la corteza cerebral y sienten una fatiga excesiva, aun cuando no hayan hecho ejercicio físico. Este es uno de los síntomas del SPA (Síndrome de Pensamiento Acelerado ). Otros síntomas son sueño insuficiente, irritabilidad, sufrimiento anticipado, olvidos, dificultad para concentrarse, aversión a la rutina y, a veces, síntomas psicosomáticos como dolor de cabeza, dolor muscular, taquicardia y gastritis. Por qué la disminución de la memoria es uno de los síntomas? Porque el cerebro es más listo que nosotros y bloquea la memoria para que pensemos menos y gastemos menos energía.

¿Cuales son las causas del SPA? La primera causa […] es el exceso de estímulos visuales y auditivos producidos por la televisión, que ataca directamente el ámbito de la emoción. Observe que no estoy hablando de la calidad del contenido de los programas televisivos, sino del exceso de estímulos, tanto buenos como malos. La segunda causa es el exceso de información. La tercera es la paranoia del consumismo y la estética, que dificulta la internalización. Todas estas causas excitan la construcción de pensamientos y generan una psicoadaptacion a la rutina diaria; en otras palabras, una pérdida del placer en las pequeñas cosas de la vida cotidiana.

La gran amenaza para la calidad de vida del hombre moderno no es su trabajo, la competencia, las excesivas horas de trabajo ni la presión social, sino el exceso de pensamientos.

¿Qué clase de educación es ésta que estamos construyendo, que elimina la buena calidad de vida de nuestros queridos maestros? Le damos un alto valor a los mercados del petróleo, los autos y las computadoras, pero no nos damos cuenta que el mercado de la inteligencia esta en bancarrota.

Eduque la emoción con inteligencia. ¿Y qué es educación emocional? Es estimular al estudiante a pensar antes de reaccionar, a no tener miedo del miedo, a ser su propio líder, autor de su propia historia, a saber cómo filtrar los estímulos estresantes y a trabajar no sólo con los hechos lógicos y los problemas concretos, sino también con las contradicciones de
la vida.

Por desgracia, nos hemos sumergido a nosotros mismos en una sociedad sin tener ninguna preparación para vivir. Estamos vacunados desde la infancia contra una serie de virus y bacterias, pero no lo estamos contra la desilusión, la frustración y el rechazo. ¿Cuántas lágrimas, trastornos psíquicos, crisis de relación e incluso suicidios pudieron evitarse con la educación emocional?

Los maestros y los psicólogos juran que hay recuerdos pero, como dije antes, este es uno de los falsos pilares en que se sustentan la psicología y las ciencias de la educación. No hay un recuerdo puro del pasado, sino una reconstrucción de ese pasado con micro o macro diferencias.

Los exámenes deberían valorar cualquier razonamiento esquemático, cualquier idea organizada, aun si están completamente equivocados en relación con el material que se enseñó. Es posible dar la máxima calificación a un razonamiento brillante basado en datos erróneos. Esto valora a los pensadores. El requerimiento de detalles sólo se debería hacer a los especialistas en las universidades y no a los estudiantes de las primarias y secundarias.

Cuando estamos tensos, durante los primeros 30 segundos es cuando cometemos nuestros peores errores, nuestras peores atrocidades. Al calor de la tensión, sea un amigo del silencio y respire profundo. ¿Por qué usar la herramienta del silencio? Porque las emociones tensas bloquean la lectura de la memoria, obstruyendo la construcción de cadenas de pensamientos. Así, reaccionamos por instinto, como los animales, y no con inteligencia.

Esta joven no quería matar la vida; muy en el fondo, como todas las personas deprimidas, tenía hambre y sed de vivir. Lo que quería destruir era su dramático dolor, desesperación y sentimientos de inferioridad.

Muchos padres se insultan y se critican entre sí frente a sus hijos. Cuando estamos ansiosos y somos incapaces de hablar, lo mejor es retirarnos. Vaya a otra habitación y haga otra cosa hasta que pueda abrir las ventanas de su memoria y tratar con inteligencia los asuntos polémicos.

Cuando hacemos un despliegue de agresividad frente a los niños, deberíamos disculparnos no sólo con nuestro cónyuge sino también con nuestros hijos, por la manifestación de intolerancia de que han sido testigos. Si tenemos el valor de cometer errores, deberíamos tener el valor de corregirlos.

Una persona autoritaria no siempre es ruda y agresiva. A veces su violencia esta disfrazada como inflexibilidad y necedad.

No deberíamos tener miedo de perder nuestra autoridad; deberíamos tener miedo de perder a nuestros hijos.

La honestidad es la dignidad del fuerte.

Por favor, nunca castigue cuando esté enojado. Como he dicho, no somos gigantes, y en los primeros 30 segundos de ira somos capaces de lastimar a la gente que más amamos. No permita que su propia ira lo esclavice. Cuando sienta que no puede controlarse, aléjese; de lo contrario, reaccionará sin pensar.

La madurez de una persona se evidencia por la manera inteligente en que corrige a alguien. Podemos ser los héroes o los flageladores de los jóvenes.

Nunca establezca límites sin dar explicaciones.

El mejor castigo es el negociado.

Castigar por medio de la prohibición de salir, de privar o limitar, solo educa si no es excesivo y si estimula el arte de pensar. De otra manera, es inútil. Los castigos solo son útiles cuando son inteligentes.

Elogie al joven antes de corregirlo o criticarlo. Dígale lo importante que es él para usted antes de señalar el error. ¿Cuál será el resultado de esto? Que aceptará mejor sus observaciones y lo amará por siempre.

Sus hijos complicados son los que pondrán a prueba la grandeza de su amor.

La frustración es importante en el proceso de formar la personalidad. Quienes no aprenden a lidiar con la pérdida y la frustración, nunca madurarán.

La confianza es un edificio construido con dificultad, que se demuele con facilidad y muy difícil de reconstruir.

Desde un punto de vista científico, no existe la doble personalidad. Lo que hay son dos campos distintos de lectura de memoria, leídos en entornos diversos, que dan como resultado la producción de pensamientos y reacciones completamente diferentes.

Muchas personas son dóciles como ovejas con los extraños, y leones con los miembros de su familia.¿Por qué esta paradoja? porque con los extraños, estas personas se controlan y no abren ciertos lugares oscuros de la memoria, en otras palabras, los archivos que contienen zonas conflictivas. Con aquellos con quienes tienen intimidad, esas personas sueltan los frenos del consciente y abren los lugares más oscuros del inconsciente. En este momento surgen la ira, la imprudencia y la crítica obsesiva. Este mecanismo está presente en mayor o menor grado en todos nosotros, incluso en la gente más sensible. Todos tenemos la tendencia a lastimar a quienes más amamos. Pero no debemos permitir esto. De otra forma, corremos el riesgo de destruir los sueños y las esperanzas de nuestros seres mas queridos.

Una persona sólo comete suicidio cuando sus sueños se evaporan y sus esperanzas se disipan. Sin sueños no hay vigor emocional. Sin esperanza no hay valor para vivir.

El rechazar una idea negativa puede esclavizarnos. Rechace a alguien y recordará a esa persona incluso en sus sueños. Perdonar es emocionalmente más conveniente. Como hemos visto, en las computadoras el registro depende de una orden del usuario. En los seres humanos, el registro es involuntario y es realizado por el registro automático de memoria (RAM).

Sólo podemos dar detalles de las experiencias que involucran pérdida, alegría, elogio, temor y frustración. ¿Por qué? Porque las emociones determinan la calidad del registro. Cuanto más emocionalmente cargada este una experiencia, más privilegiado será el registro y mayores oportunidades tendrá de ser rescatado.¿Dónde se registra? En la memoria de uso continuo (MUC) o memoria consciente. Las experiencias tensas se registran en el centro de la conciencia, y de ahí en adelante se leerán continuamente. Con el tiempo, se desplazan a la periferia inconsciente de la memoria, llamada memoria existencial (ME).

Proteger la emoción es fundamental para la calidad de vida.

Usted puede tratar con todas sus fuerzas de borrar sus traumas, puede usar toda su habilidad para borrar el recuerdo de la gente que lo desilusionó, así como los momentos más difíciles de su vida, pero no tendrá éxito. La única posibilidad de resolver nuestros conflictos, como ya hemos visto, es reeditar los archivos de la memoria, a través del registro de nuevas experiencias sobre las experiencias negativas, en los archivos donde están almacenadas. Por ejemplo, la seguridad, la tranquilidad y el placer se deben archivar en las áreas de la memoria que contienen experiencias de inseguridad, ansiedad y tristeza.

De la misma forma, si usted trata de recordar el día más triste o feliz de su vida, no rescatará los mismos pensamientos reacciones emocionales de ese momento. Podrá reconstruir pensamientos y emociones aproximados pero no exactamente iguales a los que sintió. ¿Qué demuestra esto? Que la memoria es especialista en hacernos creadores de nuevas ideas.

Si hay música de fondo en el salón de clases, de preferencia música suave, el conocimiento rígido y lógico enseñado por los maestros de matemáticas, física, química o lenguas cobra una nueva dimensión emocional. El RAM lo registrará de una manera privilegiada. Sin emoción, el conocimiento es insípido. La música de fondo tiene tres grandes objetivos. Primero, producir educación musical y emocional. Segundo, generar el placer de aprender en las clases de matemáticas, física e historia. Platón soñaba con el placer de aprender. Tercero, aliviar el síndrome de pensamiento acelerado (SPA), porque la música calma los pensamientos y mejora la concentración y la asimilación de la información.

¿Qué es más importante en la educación: la duda o la respuesta? Mucha gente piensa que es la respuesta. Pero las respuestas son las mayores trampas intelectuales. Lo que determina la magnitud de la respuesta es la magnitud de la duda. Las dudas nos estimulan más que las respuestas.

Hablar acerca del conocimiento sin humanizarlo, sin transmitir la emoción de la historia, perpetúa nuestras miserias y no las cura.

La próxima vez que su alumno o su hijo lo ataque, indúzcalo a pensar. Grite cortésmente desde su interior, grite suavemente contándole un cuento. Los jóvenes podrán olvidar sus críticas y reglas, pero no olvidarán sus historias.

La educación clásica comete otro gran error. Se esfuerza por transmitir el conocimiento en el salón de clases, pero rara vez comenta sobre la vida de quienes desarrollaron ese conocimiento. La información de química, física, matemáticas e idioma debería tener una cara, una identidad. ¿Qué significa esto? Significa humanizar el conocimiento, contar la historia de los científicos que originaron las ideas que los maestros enseñan. Significa también reconstruir el entorno emocional en que ellos vivían mientras investigaban. Significa describir la ansiedad, los errores, las dificultades y discriminación que sufrieron. Algunos pensadores murieron defendiendo sus ideas. La mejor forma de producir gente que no piensa es alimentarla con conocimiento sin vida e impersonal.

¿Sabe usted quiénes son los peores enemigos de una teoría o de una ideología? Sus defensores radicales.

La educación moderna está en crisis porque no está humanizada; […] Ha creado jóvenes lógicos, que saben lidiar con los números y las máquinas, pero no con las dificultades, los conflictos, las contradicciones y los retos. Por eso rara vez produce excelentes ejecutivos y profesionales que abandonan la monotonía y hacen la diferencia.

Las bajas calificaciones tienen un enorme valor en la escuela de la vida.

Vea este ejemplo. Jesucristo no controló a nadie; sólo expuso sus ideas e invitó a la gente a reflexionar diciendo: “Si un hombre tiene sed…”, “aquel que quiera seguirme…” Estimuló el arte de pensar.

Nunca recordaremos al menos el 90% de la información que aprendemos en el salón de clases.

El elogio alivia las heridas del alma, educa las emociones y la autoestima. Elogiar es alentar y enfatizar las características positivas. Hay padres y maestros que nunca elogian a sus hijos y estudiantes.

Pruebe elogiando a su pareja, a sus hijos, a sus estudiantes y a sus compañeros de trabajo antes de criticarlos. Siempre hay razones para valorar; encuéntrelas. Después del cumplido, haga su crítica, pero dígala una sola vez. No se genera un momento educacional repitiendo la crítica, sino mediante su registro privilegiado.

Todos aquellos que pasan por el caos de la depresión, del pánico, de las fobias y de la pérdida y lo superan, se vuelven más bellos internamente.

Los maestros […] independientemente de la asignatura que impartan, deberían demostrarles, cuando menos una vez a la semana, que pueden y deben controlar sus pensamientos y emociones.

¿Qué caso tiene aprender a resolver problemas matemáticos, si nuestros jóvenes no aprenden a resolver los problemas de la vida? ¿Qué caso tiene aprender idiomas si no saben hablar consigo mismos?

Los jóvenes que sean determinados, creativos y emprendedores sobrevivirán en un sistema competitivo. Quienes no tengan metas o la audacia para materializar sus proyectos vivirán a la sombra de sus padres y engrosarán las filas de los desempleados.

El SPA vuelve inquietos a nuestros niños. Odian la rutina y, por lo tanto, se quejan de que “no tienen nada que hacer”. Tienen mucho que hacer, pero la rutina exaspera su ansiedad.

¿Cuál es la escuela de sus sueños? Para mí, es la escuela que educa a los jóvenes para sacar fuerza de la fragilidad, seguridad del miedo, esperanza de la desolación, sonrisas de las lágrimas y sabiduría del fracaso.

¿Cuál es la familia de sus sueños? La familia de mis sueños no es perfecta. No tiene padres infalibles o hijos que no causan frustración. Es una familia donde padres e hijos tienen el valor de decirse: “Te amo”, “exageré”, “lo siento” y “eres muy importante para mí”.

Si no valoramos nuestras raíces, no tendremos medios para soportar las tormentas de la vida.